Pensionistas venezolanos en España vuelven a exigir a Nicolás Maduro el pago inmediato de la deuda Por María Rodríguez


Pensionistas venezolanos en España vuelven a exigir a Nicolás Maduro el pago inmediato de la deuda
Por María Rodríguez
Lunes 23 de abril de 2018, 08:30h
Descripción: Compartir en Meneame
María Rodríguez (ALN).- La Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España insta al presidente Nicolás Maduro a “instrumentar las acciones necesarias” para el “pago inmediato” de las pensiones. Lo hacen a través de una carta en la que subrayan que es “inexcusable” e “inaceptable” que lleven más de dos años sin cobrar.




Los pensionistas venezolanos en España instan a Nicolás Maduro al pago “urgente” de la deuda / Foto: Asopeve Asturias




La Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España (Fapejuves) ha enviado una carta abierta al presidente venezolano, Nicolás Maduro, en la que le insta al “pago inmediato” de las pensiones. Unos ingresos que para los residentes en el extranjero -más de 9.000 sólo en España- no llegan desde hace más de dos años.
En concreto, piden a Maduro “instrumentar las acciones necesarias para resguardar y proteger los derechos” que les asisten. Y entre esas acciones está el pago de las cantidades adeudadas, según detalla la nota.
“Maduro se comprometió personalmente y ante el mundo, en solventar esta deuda en diciembre de 2017”, dice la carta
La carta de la Federación, fechada el 20 de abril, está firmada por los presidentes de las asociaciones de Andalucía, Aragón, Asturias, País Vasco, Cantabria, Navarra, La Rioja, Canarias, Cataluña, Galicia, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana.
En ella tachan de “inexcusable” que el Estado venezolano “haya abandonado a su suerte a los pensionados y jubilados que, con todo derecho, optaron por pasar su vejez en el exterior”. Y ven “inaceptable” que se hayan acumulado 29 meses sin el pago de las pensiones, o lo que es lo mismo, 35 mensualidades (contadas las pagas extras).
Los pensionistas describen en la carta esta situación como de “flagrante violación” de la Constitución y las leyes de Venezuela, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Convenio de Seguridad Social entre España y Venezuela, en vigor desde 1990.
En la carta también se recuerda la entrevista del periodista español Jordi Évole al presidente Maduro, emitida por La Sexta. En ella, Maduro reconoció que había una situación de impago de las pensiones por parte del Gobierno venezolano, aduciendo como causa la crisis económica que atraviesa el país.

“Maduro se comprometió personalmente y ante el mundo, en solventar esta deuda en diciembre de 2017. A esta fecha (20 de abril), ese compromiso público ante millones de televidentes no se ha cumplido. Sorprende, en consecuencia, ver y leer su muy reciente anuncio de 275.110 nuevos pensionados y más de un billón de bolívares para cubrir todas las pensiones”, critican en la carta.
Subrayan que “este abandono ha empujado a estos ancianos, muchos discapacitados, a una bochornosa e injusta situación de exclusión social y extrema pobreza, a pesar de haber cotizado toda su vida laboral y haber ganado y obtenido un derecho retributivo”.
En este sentido ya se manifestó Andrés Varenkow, presidente de la Asociación de Pensionistas y Jubilados de Venezuela en Galicia (Apejuveg). En declaraciones al diario ALnavío explicó: “Esto es una cuestión de vida o muerte, no es un capricho de alguien. Hay gente que no come o que lo hace únicamente gracias a Cáritas. La situación es realmente trágica”.
Plan de cobro alternativo
Al margen de la carta conjunta, cada asociación trabaja para lograr una solución que pueda paliar de alguna forma la situación. Por ejemplo, Asopeve Asturias(Asociación de los Pensionistas y Jubilados de Venezuela en Asturias) planteó en enero la posibilidad de negociar la deuda con la condición de que Venezuela comenzara a pagar las pensiones ese mes, cosa que no ocurrió (Leer más: Pensionistas venezolanos en España presentan un plan de cobro tras 2 años sin ingresos).
“La pensión podría equipararse al salario mínimo interprofesional que hay en España, que para 2018 es de 735,90 euros. Es una propuesta para Asturias (con unos 2.000 afectados) y España”, relató a ALnavío Sergio Primiani, presidente de la asociación asturiana, y subrayó: “Más vale cobrar esa cantidad todos los meses, aunque sea en perjuicio nuestro [la mayoría de las pensiones reclamadas supera los 1.000 euros] a no cobrar nada o estar dependiendo de ayudas económicas”.
Los pensionistas describen la situación como de “flagrante violación” de la Constitución y las leyes de Venezuela
Asopeve Asturias envió por carta esta propuesta al embajador de Venezuela en España, Mario Isea Bohórquez, el pasado 8 de enero para que la trasladase al Gobierno venezolano. No obtuvo respuesta.
Esta asociación es una de las más activas en reclamar que se cumpla el Convenio y, al mismo tiempo, que las autoridades españolas otorguen ayudas sociales a los afectados (el Instituto Nacional de Seguridad Social de España no las concede porque los pensionistas venezolanos aparecen como beneficiarios de una pensión devengada, aunque no cobrada).
Así, Asopeve Asturias consiguió que quienes lo solicitaron (y cumplían todos los baremos) empezaran a cobrar desde marzo de 2017 un salario social básico financiado por la Junta General del Principado de Asturias. Esto se traduce en unos 500 euros mensuales para un matrimonio y 300 euros para una persona soltera sin hijos, aunque las cifras pueden variar dependiendo de otros factores (Leer más: La odisea de los pensionistas venezolanos en España para cobrar al menos una ayuda social).

Comentarios

Entradas populares de este blog