La vacuna del doctor Convit para el cáncer de mama es una realidad


El eventual tratamiento sería personalizado, ya que la preparación de la vacuna se hace a partir de las células malignas de la paciente. En futuras pruebas clínicas la vacuna sería preparada por la Fundación Jacinto Convit
  • YAMILETH ANGARITA
06/05/2018 04:40 pm
“Ahora podemos dar noticias al país y decir ‘Señores, la vacuna del doctor Convit existe, es una vacuna efectiva y aquí está demostrado, en una revista científica internacional reconocida en cáncer’”. El orgullo y la alegría al pronunciar esta aseveración no le restaron a Ana Federica Convit la firmeza y seriedad de quien habla en nombre de uno de los venezolanos más respetados, admirados, queridos y ejemplarizantes en su patria y el mundo entero.
Todavía más por el hecho de ser su nieta y actual Secretaria General de la Fundación Jacinto Convit, institución pionera en investigación de inmunoterapia de cáncer, que hace pocos días hizo el trascendental anuncio de la validación de una vacuna para el tratamiento del cáncer de mama, esto a partir de los estudios que el insigne médico realizó durante sus últimos años de vida.
Con más de 90 años de edad y habiendo logrado, décadas antes, el reconocimiento internacional a partir de los logros obtenidos con sus vacunas de lepra y leishmaniasis, su afán de continuar investigando lo llevó por el camino del estudio del cáncer y la manera de combatirlo.
“Él vio similitudes en la respuesta inmune del individuo frente a un tipo de Leishmania y el Mycobacterium Leprae, con las células cancerígenas”, siendo el cáncer una enfermedad muy grave, la segunda causa de muerte por enfermedad en el mundo. Entonces él decide enfocarse en el tema del cáncer y desarrollar una propuesta de inmunoterapia para combatir esta enfermedad, comenzando por el cáncer de mama”, menciona Ana Federica Convit.
En efecto, en 2006 su abuelo publicó esa propuesta de vacuna en la Gaceta Médica de Caracas y posterior a su muerte, entre los años 2015 y 2017, la Fundación que lleva su nombre constituyó un equipo de biólogos e investigadores, que luego creció y se hizo multidisciplinario, para continuar ese estudio de cáncer y asumir la continuación del protocolo experimental.


“Montamos un experimento en modelo preclínico, un experimento grande, importante, donde se consiguieron unos hallazgos significativos donde hubo una reducción importante del tumor, en un porcentaje alto, además de un posible establecimiento de memoria inmune celular que evitaría el desarrollo de metástasis en el transcurso de la enfermedad”, describe de manera sencilla su nieta, haciendo referencia a lo informado en la revista Oncotarget bajo el título de "Autologous tumor cells/bacillus Calmette-Guérin/formalin-based novel breast cancer vaccine induces an immune antitumor response”.
Señala la información oficial ofrecida que dicha respuesta inmune antitumoral observada en la investigación hecha en ratones, más el bajo costo de producción y facilidad de preparación, “hacen de la vacuna una excelente y accesible inmunoterapia personalizada para el tratamiento del cáncer de mama”.
Una vacuna personalizada
Con la esperanza del éxito que puedan arrojar futuras pruebas clínicas, el eventual tratamiento en humanos será personalizado, ya que la preparación de la vacuna se hace a partir de las células malignas de la paciente.
“No viene en ampollas. No es que se va a fabricar y se va a comercializar en cajas porque es una terapia autóloga. Eso tiene todo un protocolo de preparación, con las células de la propia paciente, que debe ser aplicado de manera inmediata”, explica Ana Federica Convit, describiendo claramente que la misma resulta de la combinación de las células del mismo tumor del paciente, con la vacuna del BCG y formalina. “Esa es la clave del doctor Convit; ese tercer componente es lo que hace que esta vacuna sea realmente efectiva”, asegura.
En primicia para El Universal, la Secretaria General de la Fundación Jacinto Convit adelantó que están en conversaciones con distintas instituciones nacionales e internacionales, para concretar todo lo relacionado con la ejecución del futuro proyecto clínico. “Es un proyecto que ya está contemplando y se está coordinando”. 
“Esa fase clínica tendría una serie de criterios que se tienen que seguir de manera muy rigurosa. Cuando lleguemos a esas fases y tengamos los lineamientos bien descritos, podremos dar más información”, menciona.


Los frutos de un esfuerzo titánico
Una gran sonrisa enmarca la satisfacción evidente de la Secretaria General de la Fundación Jacinto Convit al recordar que este gran logro sólo fue posible tras años de mucha preparación y trabajo de parte de todos sus miembros. “Ahora estamos viendo los frutos de este esfuerzo titánico”, resalta.
En cuanto a la protección del método de preparación de la vacuna, aseguró que ya están avanzados en esa patente, tanto a nivel nacional como internacional, no con fines comerciales sino para proteger el derecho de la invención.
“Aquí la clave está en el protocolo de preparación, en el método de preparación de la vacuna. No hay objetivos lucrativos detrás de la propuesta sino culminar todas las fases experimentales, y hacerlo realidad para una aplicación más masiva”, señala.
Así, sumergida en la filosofía de vida de ayuda al prójimo y trabajo por la humanidad heredada de su abuelo, camino guía que sostiene la razón de ser de la Fundación Jacinto Convit, su nieta enfatiza que esto es algo “para la Humanidad, por la Humanidad pero que nace en Venezuela

Comentarios

Entradas populares de este blog

*Aclaratoria sobre el cobro de la pensión del IVSS:*