miércoles, 4 de enero de 2017

Caracas 04 de Enero del 2017
Tomado de la literatura de Alcohólicos Anónimos
Llegamos a creer : la aventuras espirituales de AA , tal como fue experimentada por miembros individuales{PIDA A DIOS FORTALEZA  
Mis padres propiciaron un ambiente moralmente saludable para mi desarrollo, me proporcionaron  una buena educación y me llevaron a la iglesia . Pero su concepto de un Dios temible, vengativo, fue amenazante para mí, porque procure mantenerme bien    lejos de él y sus creyente .Sin embargo , la necesidad de la aprobación de mis familiares y amigos  estaba en conflicto con mi incredulidad .Incapaz de vivir de acuerdo a las enseñanzas de mis padres , las rehuía una y otra vez, negándome a mí mismo una creencia en Dios.

    Cuando llegue a A.A , en 1955, solo tenía treinta y un años. Eres  demasiado joven. No has bebido lo suficiente. No has sufrido lo suficiente. Así me decían algunos miembros. Aún tenía a mi familia, un trabajo y una cuenta en el banco, y estaba construyendo mi casa. De todas formas, , toque fondo , un fondo bajo .Así es que asistí a las reuniones  de A.A  y por cinco meses estuve esperando  el impacto de un trueno que transformara a este joven  en un alcohólico responsable , recuperado . La visión que tenía sin embargo, era limitada y mi oír confuso. La frustración  de no experimentar un racionamiento espiritual , causo que me abandonara en mis esfuerzos para recuperarme; pero después de cada round con la botella siempre regresaba a A.A.
        Tuve cuatro buenos  padrinos .Uno fue mi consejero espiritual, con el que tenía poca simpatía .Cada vez que se paraba en el publico hablaba de Dios tal como él lo comprendía .Mientras yo me resentía con sus recomendaciones y le escuchaba contra mi voluntad , un día me toco una cuerda que respondió .Dijo cuándo hayas agotado todos los recursos de los familiares , amigos, doctores, ministros, aun te queda una fuente de ayuda. Esta es una que nunca falla y nunca se agota y está siempre disponible y deseosa de que la uses.

     Esas palabras regresaron a mi mente una mañana, en el cuarto de un hotel , al final de una parranda de tres semanas. Estaba agudamente consciente del picadillo en que mi vida se había convertido. Ahora mi segundo matrimonio estaba entre las rocas y los niños había estado sufriendo .Esa mañana, era incapaz de ser honesto. Sabía que había fracasado como padre, esposo, e hijo. Había fracasado en la escuela y en el servicio militar y había perdido todos los trabajos y negocios que había intentado. Ni la religión, ni la profesión médica. Ni  A.A , habían tenido éxito conmigo , me sentía completamente derrotado, entonces recordé algunas palabras de mi padrino :”Cuando todo lo demás te haya fallado agárrate de una cuerda y no la suelte. Pídele a Dios fortaleza para permanecer sobrio un día “.

      Me fui al inmundo baño y me arrodille: “Dios mío, enséñame a orar” le suplique. Permanecí ahí largo rato y cuando me levante y deje el cuarto, supe e nunca tendría que volver a beber. Llegue creer  ese dio,  que Dios me ayudaría a mantener mi sobriedad. Desde entonces, he llegado a creer que Dios me ayudara con cualquier problema.


      Durante los años que han transcurrido desde mi último  trago , no me he encontré con tantos problemas como antes . Conforme  he ido creciendo en la capacidad para comprender las cosas que me sucedieron, no creo que fuera en esa mañana en el hotel cuando yo encontré a Dios , creo que él ha estado dentro de mi todo el tiempo, tal como él lo está en otras personas, y yo lo descubrí  limpiándome de los  resto del naufragio de mi pasado, tal como lo recomienda el libro grade

                                                   Birmingham, Alabama
Para mayor inormacion 
Para mayor información puedes comunicarse a través de los números

No hay comentarios:

Publicar un comentario