sábado, 14 de noviembre de 2015

Las pensiones electorales

Las pensiones electorales

Pensionados

El retraso actual del Estado en materia de seguridad social excluye de la pensión de vejez a unas 200 mil personas, según cifras del comité de pensionados del IVSS.
El comité de derechos humanos para la defensa de los Pensionados y Provea, denunciamos la mora gubernamental para otorgar pensiones de vejez, a pesar que la gente cumple los requisitos legales para disfrutarlas. Hasta una demanda judicial fue ejercida contra el Estado en septiembre pasado por este motivo. Pero en plena campaña electoral parlamentaria, usar las pensiones para buscar votos es más que una burla.
En el informe anual sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela de 2012, Provea demostró que por efecto de la entrada en vigencia de la Gran Misión en Amor Mayor Venezuela, creció exponencialmente hasta ubicarse en más de 1.000.000 la cifra global de personas pensionadas por vejez. Se trata de las pensiones sociales y regulares otorgadas en la campaña electoral presidencial de Hugo Chávez.
Durante el lapso 2013 – 2014, Provea constató el descenso creciente en el otorgamiento de las pensiones de vejez, bien las sociales (Misión en Amor Mayor) o las regulares (ley del IVSS). De hecho, en la prensa nacional no se publicaron más los listados de personas beneficiarias, los organismos públicos dejaron de censar aspirantes a pensiones sociales y el IVSS impuso mayores trabas al trámite de pensiones ordinarias.
En 80,2% se ubicó para 2014 la caída en el otorgamiento de pensiones de vejez regulares en Venezuela. Se trata del derecho conculcado al trabajador o trabajadora que ha realizado sus 750 cotizaciones y cumple la edad requerida para pensionarse. Ahora bien, el retraso actual del Estado en materia de seguridad social excluye de la pensión de vejez a unas 200 mil personas, según cifras del comité de pensionados del IVSS.
Sin embargo para 2015 las pensiones de vejez se convirtieron nuevamente en bandera electoral, como lo fueron en 2012 y durante otras campañas del pasado reciente. Militantes del PSUV, sin el menor escrúpulo, han puesto a danzar infinitas cifras sobre el otorgamiento ficticio y falso de pensiones, y ofertan el pago adelantado y abultado de un bono de fin de año para las personas pensionadas.
El mismo Presidente de la República y quienes le acompañan en su gestión, así como aspirantes a la reelección en la Asamblea Nacional o sus familiares que son candidatos y candidatas, junto con autoridades públicas de alta investidura en Gobernaciones y Alcaldías, todos y todas del PSUV, anuncian mesiánicamente el inminente otorgamiento de la pensión de vejez que históricamente han incumplido.
Uso clientelar de la necesidad popular y manipulación electoral es la calificación que cabe a estas prácticas del PSUV y del gobierno nacional. Este abuso del poder afecta sobre todo a la gente más pobre, cuyos pocos ingresos deshace la inflación galopante.
Lo que debería ser la materialización de una política pública para garantizar el acceso al derecho a la pensión de vejez, como parte del derecho humano a la seguridad social consagrada en el artículo 86 de la constitución nacional, es utilizada para lograr votos el 6 de diciembre que favorezcan al gobierno de Maduro.
¿La sostenibilidad financiera de la oferta pensional considera la caída del empleo decente, el descenso en las cotizaciones a la seguridad social y la baja del precio del barril petrolero? ¿Estas pensiones electorales las pagaremos con más impuestos futuros?

1 comentario:

  1. esto es el colmo como se juega con la necesidad de las personas de la tercera edad solamente quieren seguir en el poder para manipular toda persona que le den una pension o le otorquen una vivienda

    ResponderEliminar