domingo, 1 de marzo de 2015

Lo que se sabe sobre la muerte de 6 estudiantes en Venezuela

San Cristóbal ha sido uno de los focos de violencia política durante el último año / AFP
San Cristóbal ha sido uno de los focos de violencia política durante el último año / AFP
La oposición pide que se tramite la nulidad de la polémica resolución 008610, que permite usar armas de fuego en el control de manifestaciones ,26 de febrero 2015 - 07:21 am
La muerte de Kluiberth Roa, un joven de 14 años, volvió a poner a la violencia en el primer renglón de las conversaciones en Venezuela.
La crisis económica pasó a un lado y ahora los venezolanos opositores se vuelven a quejar, como hace un año, de lo que llaman la "represión del régimen".
El gobierno de Nicolás Maduro condenó la muerte de Roa, perpetrada por un policía que está arrestado.
Se esperan nuevas protestas a lo largo del país, mientras la oposición pidió que se tramite la nulidad de la polémica resolución 008610 que permite usar armas de fuego en el control de manifestaciones.
La muerte del adolescente reavivó el debate sobre el uso de armas letales en protestas.
Y mientras algunos funcionarios del gobierno han dicho que el caso de Roa es aislado, opositores lo consideran no solo parte de la violencia rampante que hace de Venezuela uno de los países más peligrosos del mundo, sino de una arremetida contra estudiantes de oposición.
Durante los últimos días se han reportado cinco casos más de estudiantes asesinados.
BBC Mundo le cuenta qué se sabe sobre cada uno de ellos.
El adolescente
Kluiberth Roa, de 14 años, murió después de que un policía, Javier Mora Ortiz, de 23 años, le disparase a menos de dos metros de distancia con un arma antidisturbios que usa perdigones.
El Ministerio Público dijo que el oficial se declaró culpable y está detenido.
Medios locales reportaron que el joven Roa salía de la escuela cuando se encontró con una manifestación de opositores al gobierno.
Testigos dijeron que, en medio de enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, Kluiberth quedó bajo un carro y fue impactado por la bala.
Los manifestantes de oposición se suelen enfrentar con piedras y a veces morteros a los perdigones y gases lacrimógenos de las autoridades.
En un video del incidente que ha sido divulgado por decenas de medios de comunicación, se ve cómo un oficial de la policía dispara y sale corriendo.
Después, las fotos del cuerpo de Roa en el piso, desangrado, inundaron las redes sociales.
Kluiberth murió en el hospital.
Su padre ha dicho a varios medios que espera que el caso no quede impune.
"(El policía se declaró culpable) para que le rebajen la pena, es un muchacho de apenas 23 años, pero ya nosotros tenemos a unos abogados que se están preparando para el caso", le dijo al portal Contrapunto.
Otro en Táchira
El cuerpo en descomposición de Jhon Barreto, de 21 años, fue hallado el 19 de febrero por vecinos del sector de Las Minas de Arena, en San Cristóbal, Táchira.
Barreto, que era estudiante de Ingeniería en la Universidad Nacional Experimental del Táchira, estaba desaparecido desde el 6 de febrero.
Jhoan José Guzmán Pavón, de 24 años, fue arrestado como presunto autor del crimen.
La escasez y la inseguridad son las mayores causas de quejas en Venezuela.
Según el reporte policial, tanto la víctima como el victimario hacían parte de una banda de robo de celulares y, tras un altercado, se produjo el incidente.
Los familiares de Barreto no han desmentido la versión oficial.
"Aunque el caso generó mucho revuelo porque era un estudiante, cuando se supo que el joven era parte de una red delictiva, no se volvió a hablar mucho de eso", le dice a BBC Mundo Lorena Bornacelly, periodista de 30 Minutos Táchira, con sede en San Cristóbal.
Dos en Caracas
Los cuerpos de Yamir Tovar, de 22 años, y Luis Arianyi, de 21, fueron hallados el 21 de febrero golpeados, amarrados y abaleados en Los Flores de Catia, un sector del barrio popular de Catia, en el oeste de Caracas.
El caso no es claro, pues las versiones en los medios no coinciden con aquellas de los funcionarios del Estado.
El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, dijo que, según los familiares, los jóvenes no eran estudiantes: uno hacía un curso en una empresa del Estado y otro esperaba su cupo para entrar a la universidad.
Algunos medios citaron a funcionarios de la policía diciendo que los jóvenes murieron porque los trataron de robar.
Sin embargo, otros medios locales citan a familiares que aseguran que las víctimas, supuestamente miembros de un grupo rebelde opositor, habían recibido amenazas por parte de grupos armados afines al gobierno.
También reportaron que los entierros fueron financiados por el gobierno, una acusación que no ha sido desmentida.
Y añadieron que los jóvenes estaban desaparecidos después de haber protestado en la plaza Altamira de Caracas, un símbolo de protesta opositora.
Dos en Mérida
Dos estudiantes de la Universidad de Los Andes (ULA), que tiene sede en la ciudad de Mérida, fueron encontrados el 18 de febrero muertos en un municipio del estado del mismo nombre.
La muerte de Rocha reavivó el debate sobre el uso de armas letales en protestas.
Las autoridades los identificaron como Alejandro García, de 22 años de edad, y José Frías, de 20 años.
El alcalde de Mérida, el opositor Carlos García, le dijo a BBC Mundo que los cuerpos estaban maniatados y con varios tiros en la cabeza.
"Aunque se manejan varias versiones, los cuerpos de investigación no han informado cuál fue el móvil del crimen y hasta ahora nada es descartable", dijo García.
Los jóvenes no eran activistas políticos, aunque algunos reportes dicen que fueron detenidos durante una protesta estudiantil.
En declaraciones a un diario regional, familiares de los jóvenes dijeron que la policía se los había llevado y que no conocieron su paradero hasta que se enteraron de la muerte.
Los cuerpos fueron encontrados en un municipio a 180 kilómetros de la ciudad de Mérida.
Los estudiantes hacían parte del núcleo de la ULA del municipio del Vígia, a 70 kilómetros del mencionado municipio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada