domingo, 1 de marzo de 2015

Desde el año pasado jubilados en el exterior no reciben divisas

Desde el año pasado jubilados en el exterior no reciben divisas

Los jubilados en el exterior han tenido que ingeniárselas para subsistir sin divisas | Foto Alexandra Blanco / Archivo
Los jubilados en el exterior han tenido que ingeniárselas para subsistir sin divisas | Foto Alexandra Blanco / Archivo
Los afectados desconocen a qué tasa de cambio se hará ahora la reconversión de sus sueldos a monedas extranjeras 
Los retrasos para la adquisición de divisas que padecen los venezolanos que están estudiando en el exterior afectan también a los pensionados por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y a los jubilados que trabajaron en empresas públicas y privadas del país y que actualmente están en el extranjero.
Desde el año pasado las solicitudes de adquisición de divisas para jubilados y pensionados están paralizadas y los afectados han tenido que ingeniárselas para subsistir en sus lugares de residencia. “La última vez que cobré mi pensión fue en marzo de 2014, es decir, tengo un año sobreviviendo con préstamos y venta de enseres. Soy una persona de la tercera edad y no puedo ni siquiera adquirir los remedios que mi esposa y yo necesitamos”, explicó uno de los afectados que está en Monterrey, México.
Estos venezolanos cobran de acuerdo a la providencia N° 019 de la antigua Comisión de Administración de Divisas, Cadivi. La resolución detalla que a los jubilados y pensionados se les puede enviar remesas bajo el concepto de Casos Especiales. Por medio de un apoderado en el país se realizan una serie de trámites para transferir a un banco en el exterior la suma en dólares u otras divisas, equivalente a su sueldo en Venezuela.
Andrea, que fue profesora en la Universidad Central de Venezuela y que ahora reside en España, detalla que en su caso el retraso en el pago es mayor. En enero de 2014 fue la última vez que cobro su sueldo calculado con el tipo de cambio preferencial de 6,30 bolívares por dólar. Afirma que hizo todo el procedimiento requerido, pero la solicitud para que le vuelvan a cancelar sigue apareciendo con el estatus “en análisis”.
Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, detalló que la situación de estos ciudadanos empeoró luego de que el ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres, y el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Gerentes, dieran los detalles del esquema cambiario que rige en el país. Se dijo que quedarían tres tasas, pero desde entonces solo se ha publicado el convenio cambiario con el funcionamiento del Sistema Marginal de Divisas. En la normativa no se detalla nada sobre los jubilados y pensionados.
“No hemos recibido una explicación sobre nuestros casos. No sabemos con base en qué tasa se nos pagará. No tenemos respuesta de nuestros apoderados, ni de bancos u otros organismos en Venezuela”, agregó la profesora desde España.
Canalizan denuncias. León Parilli instó a las autoridades a que declaren, que reconozcan los derechos de los jubilados y solucionen el retraso en sus pagos. “Estamos recibiendo las denuncias para entender mejor cada caso y definir lo que haremos para ayudar. Esto es una violación de los derechos humanos, al igual que con los estudiantes. Todo los trabajadores deberían poder trasladar a cualquier lugar del mundo en el que se estén el dinero producto de su trabajo y esfuerzo”, dijo.
Aumentaron las remesas hacia Venezuela
Con la entrada en vigencia de las operaciones al menudeo a través del Sistema Marginal de Divisas, que cerró ayer a una tasa de 172,02 bolívares por dólar, han aumentado las remesas que llegan al país desde el exterior, afirmó César Atencio, presidente de la Asociación Venezolana de Casas de Cambio.
El directivo aseguró que una de las casas de cambio más grande del país paso de recibir en promedio 15 remesas del exterior por día a tramitar más de 30 operaciones en medio día. “Anteriormente se pagaba a los remitentes a una tasa de 6,30 bolívares por dólar, ahora se paga a 170 bolívares por dólar, o lo que resulte de las operaciones, lo que incentiva a que más personas envíen su dinero”, dijo.
Aseguró que con las divisas que reciben vía transferencia les han podido vender a las personas interesadas en participar en el Simadi. Agregó que de las 11 casas de cambio autorizadas por el Banco Central de Venezuela para operar, ya 8 se encuentran comprando y vendiendo divisas. Sin embargo, en un recorrido realizado ayer se constató que una misma empresa tiene algunas sucursales operando y otras no. El encargado de una de las casas de cambio dijo que no transaban por falta de dinero, en otra entidad dijeron que no lo hacían por problemas de conectividad con el BCV.
Atencio reiteró que se liquidaron los dólares que adjudicó el BCV la semana pasada, pero agregó que hay entidades transando con los dólares de las remesas y los que les compran a los particulares.
Aseguró que el proceso ha sido lento, pero confían en que se hagan más operaciones con el paso de los días. “Hay mucha gente preguntando aún, pero pocas haciendo transacciones”.

1 comentario:

  1. Los Jubilados y Pensionados del Tuy,Estamos esperando la Cesta Ticket por que con el dinero que recibimos de la pensión no nos alcanza para comprar las medicinas.
    Atentamente,sr.Franz Freites de la Prensa Comunitaria del Tuy.Estamos a sus ordenes para ayudar a nuestros Jubilados y Pensionados.

    ResponderEliminar