jueves, 14 de agosto de 2014

Pensionados pierden el viaje al buscar medicinas en el IVSS

Pensionados pierden el viaje al buscar medicinas en el IVSS

Adoración Bantres dijo que las dos cajas de medicina que le dieron en el IVSS no le van a durar mucho porque debe tomar dos pastillas diarias | FOTO: William Dumont
Adoración Bantres dijo que las dos cajas de medicina que le dieron en el IVSS no le van a durar mucho porque debe tomar dos pastillas diarias | FOTO: William Dumont

Por su distribución gratuita, los jubilados primero van allí para rendir la pensión, de la que dos tercios se van en remedios, dijeron 

  • Tweet:
  • Facebook Like:
  • Addthis Share:
Las farmacias de los ambulatorios del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales presentan el mismo problema que los establecimientos privados: la fuerte escasez de medicamentos. “No hay, es la respuesta que desde hace varios meses me dan la mayoría de las veces cuando entrego el récipe ordenado por médicos del Seguro”, contó María Rodríguez.
Nació en Galicia hace 74 años y llegó a Venezuela hace 50. “Antes, las cosas no eran así. Es triste tener que recorrer tantos establecimientos para hallar las medicinas y cuando las encuentro las compro a un precio cada vez más caro, y la pensión no alcanza”, dijo.
Ayer fue por tercera vez en esta semana al IVSS en Chacao con la finalidad de solicitar los remedios para una afección digestiva: antiespasmódicos, un laxante y un antiácido. No había ninguno de los tres, tampoco los medicamentos para la osteoporosis, entre ellos el calcio que le receta su médico y que debe tomarlo diariamente.
“Milagro”, dijo irónicamente otro adulto mayor, que se abstuvo de dar su nombre, cuando le entregaron los antibióticos luego de presentar la receta médica. “Cada vez que vengo en la farmacia nunca hay nada”, afirmó.
“Para nosotros es un drama decirle a los abuelitos que no está la medicina que necesitan”, señaló un dependiente de la farmacia de un ambulatorio del Seguro Social, que solicitó no mencionar su nombre. Recordó que la primera parada de los adultos mayores es la institución porque los remedios se distribuyen gratuitamente, pero “lo que llega se agota rápidamente. Aquí viene todo el mundo, esté asegurado o no, y se le entregan las medicinas con la presentación del récipe”.
Basta una ojeada al interior del expendio para constatar que en los estantes las bandejas, identificadas con número-código, están vacías o con muy pocas cajas de medicinas. Varios pensionados afectados indicaron que “ya es una escena cotidiana” ver al encargado poner el sello en el reverso de cada récipe, para recomendar a los solicitantes volver otro día o acudir a otro ambulatorio, a ver si tienen más suerte.

El periplo. “Cada vez que vengo pierdo el viaje”, se quejó María González que presentó tres órdenes de medicamentos pero no le despacharon ninguno. “Sufro de las piernas y tengo que recorrer varios centros del Seguro a ver si encuentro el remedio para la circulación”, lamentó esta venezolana de 68 años de edad.
Adoración Bantres consiguió dos cajas del antihipertensivo que toma: “La doctora del Seguro Social me las guardó porque que no lo conseguía en ninguna farmacia privada y mi salud se estaba deteriorando”. Sin embargo, esa provisión no le durará mucho debido a que consume dos pastillas diarias.
“Le exijo al gobierno que cumpla sus obligaciones con el pueblo. La salud es un derecho constitucional y no puede ser que nos sometan a esta angustia de no contar con los medicamentos”, sostuvo Bantres. Agregó que el otro problema son los altos precios de las medicinas que, en su caso, se llevan dos tercios de la pensión.
La expresión de Bantres fue ratificada con el movimiento afirmativo de cabeza de otros pensionados presentes. María Rodríguez refirió que en las farmacias del Seguro Social “a veces dan sólo una tira de pastillas de cada caja de una medicina”.  Informaron que la segunda opción es Fundafarmacia donde las venden con descuento. “Lo que más piden son remedios para la tensión, circulación, próstata, osteoporosis y diabetes, pero últimamente casi no llegan los medicamentos”, afirmó una empleada que pidió no citar su nombre.

El reclamo
Los sindicatos y organizaciones de derechos humanos han solicitado al gobierno desde hace tiempo extender el beneficio del ticket alimentación para la adquisición de medicinas a los pensionados del Seguro Social y los jubilados de la administración pública central y descentralizada.
La más reciente petición la hicieron al ministro de Salud, Francisco Alejandro Armada Páez, el 4 de agosto. “Apelamos a su humanismo, pues los altos costos de los alimentos y ni hablar de las medicinas consumen la pensión de estos trabajadores pasivos”, señala el texto.

Te puede interesar




3 de espadas
Tarot. Tu carta del miércolesMiércoles, 13 de ag...
bebés con estilo
Bebés con estiloLa ropita para niño...
decorar con iluminacion_destacado
|Decora con iluminaciónEs mucho lo que puedes hacer para brindar carácter a tus ambientes. Lee cómo hacerlo aquí



Cerrar


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada