viernes, 20 de junio de 2014

Trabajadores del Hospital Psiquiátrico de Caracas protestaron para exigir mejor trato a pacientes

Trabajadores del Hospital Psiquiátrico de Caracas protestaron para exigir mejor trato a pacientes

Foto El Universal
Foto El Universal
Trabajadores pertenecientes al Hospital psiquiátrico de Caracas, ubicado en el sector de Lídice, municipio Libertador, decidieron protestar este jueves a las puertas de esa institución ante lo que consideran son las, “insostenibles condiciones del centro de salud, debido al estado de abandono, tanto de las instalaciones como en la calidad del tratamiento al paciente por la falta de insumos de todo tipo”, de acuerdo a lo que denunciaron.
El personal obrero y administrativo manifestó su preocupación por el creciente deterioro de esta institución que “En el último año se ha acentuado”, mientras exigán que el Director del hospital, el doctor José Coronado, saliera a explicarles el por qué de la creciente desmejora en este hospital que tiene más de 120 años de tradición de servicio en atención al paciente mental en el país.
Peter Contreras, representante sindical del psiquiátrico de Caracas, denunció que la atención al paciente se ha reducido de forma “dramática”, lo que ha obligado a los trabajadores a elevar su voz de protesta para que las autoridades del Ministerio del Poder Popular para la salud tomen acciones en función de evitar el colapso  del nosocomio.
“La provisión de alimentos se ha disminuido de tal manera que hace pocos días sólo había 12 huevos para darle de comer a 54 pacientes que teníamos acá para ese momento. Se les preparó de almuerzo arroz con remolacha porque no había nada más que darle. Esto obligó a realizar una asamblea de emergencia por parte de los trabajadores y ese mismo día trajeron 400 kilos de alimentos como un pañito de agua tibia”, puntualizó.
Destacó que la protesta de los trabajadores no se corresponde con reclamos por beneficios contractuales. “Estamos protestando por el derecho internacional de la salud al paciente enfermo mental”.
Explicó que el servicio de psiquiatría infantil fue cerrado hace más de 8 años y fueron reducidas en número las camas para los diversos servicios, en razón de que los recursos de los que dispone el centro de salud, “No alcanzan para atender a un paciente más. En el caso de los medicamentos, llegan pero de forma irregular. La situación es tan precaria, que los estudiantes de enfermería han tenido que traer jabón para bañar a los pacientes”.
 
El director encargado del Hospital psiquiátrico de Caracas, José Francisco Coronado que hizo acto de presencia acompañado de un importante grupo de personas que se identificaron como miembros de un colectivo, señaló que asumió la dirección el 7 de julio de 2013 y argumentó tener una gestión “De puertas abiertas”, lo que en su opinión le ha permitido “Ir poco a poco canalizando algunas soluciones a unos problemas puntuales”.
Desestimó el reclamo de los trabajadores en cuanto a la mala alimentación de los pacientes y enfatizó, “El Ministerio (de salud) conjuntamente con Mercal, ha venido suministrando con regularidad la cantidad de proteínas que requieren los pacientes para su nutrición”. Atribuyendo la posibilidad en la falta de insumos comestibles de los pacientes a una “Fuga de alimentos” que afirmó estar investigando.
Pablo Zambrano, coordinador del Movimiento de bases MOSBASE, subrayó que el principal problema de este tipo de hospitales consiste en que “No tienen presupuesto asignado, recibiendo unicamente asignaciones trimestrales que nunca llegan a tiempo. La situación general del hospital es deprimente, con una capacidad de más de 200 camas apenas puede atender 48 pacientes”.
“El Ministerio de Salud es el responsable directo al abandonar este tipo de centros. Recientemente hicimos una denuncia ante la Defensoría del pueblo sobre el lamentable estado de este hospital, nos llamaron a una reunión y cuando vieron la situación real de lo que aquí ocurre, la politizaron y paralizaron las conversaciones probablemente, por órdenes de la propia Defensora del pueblo”.
Esta manifestación no pudo ser cubierta completamente por los medios de comunicación debido a que las personas identificadas como colectivos y que hacían presencia en el hospital, no lo permitieron. Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada