sábado, 21 de junio de 2014

Intento de saqueo en Makro de La Urbina

Intento de saqueo en Makro de La Urbina

web ddd DSC_0015Según testigos, la trifulca se inició cuando tres motorizados robaron a varias de las personas que aguardaban a entrar al establecimiento
LaVoz (Especial).- Momentos de tensión se vivieron ayer, cuando un grupo de personas intentó entrar al supermercado Makro, ubicado en La Urbina en el municipio Sucre del estado Miranda, razón por la cual tuvieron que cerrar el establecimiento por cerca de una hora. Según se supo extraoficialmente, cuando llegaron los oficiales de la Policía Municipal de Sucre, la situación se había comenzado a controlar.
“Esos fueron un grupo de mujeres y facinerosos que quisieron entrar para saquear”, dijeron testigos del hecho, que prefirieron reservarse su identidad.
Por su parte, empleados del supermercado aseguraron que varios de los revoltosos lograron entrar al negocio y llevarse parte de los productos de primera necesidad que se expendían ese día: leche en polvo, aceite, arroz, café y harina de maíz.
Según testigos, la trifulca se inició cuando tres motorizados robaron a varias de las personas que aguardaban a entrar al establecimiento, y estas, al ver que la seguridad en el recinto era laxa, intentaron entrar al recinto por la fuerza.
“Esta es la segunda vez que ocurre desde el mes pasado”, afirmó un empleado de la tienda, que se reservó su identidad.
Buhoneros al acecho
Personal de Makro y consumidores de la tienda aseguran que las colas que se forman desde tempranas horas de la mañana frente al establecimiento se deben a vendedores informales que, acompañados de sus familiares, compran grandes volúmenes de productos para luego revenderlos, al doble y al triple de su precio oficial.
“Ellos vienen todos los días, ya hasta los conocemos por la cara”, aseguró uno de los cajeros del local. “Si al menos compraran para llevarle a sus familias, pero lo hacen para hacer negocio”.
En el lugar se pudieron  constatar varios grupos, de entre 5 y 10 personas, que acumulaban pacas de varios productos de la cesta básica en carretillas. Según compradores, se pude hacer cola hasta por 6 horas antes de poder comprar.
Para las dos de la tarde ya se había calmado la situación y la tienda reabrió sus puertas, en ese momento quedaban aproximadamente 800 personas en cola esperando su turno para entrar.
LaVoz / Luís Guillermo Valera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada