viernes, 25 de abril de 2014

Tribunal declara inocente a sindicalista Rubén González

Tribunal declara inocente a sindicalista Rubén González

 
El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco aseguró que mantendrá su lucha por los derechos laborales VICENTE CORREALE
YANETH FERNÁNDEZ | 24/04/14 (12:00 AM)
"El Tribunal 24 de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y en conformidad con la ley, dicta el siguiente pronunciamiento: Primero, se declara la inocencia del ciudadano Rubén Darío González". Así, la jueza Blanca Pacheco puso fin al procedimiento judicial que por casi cinco años se le siguió al secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), tras su mediación en una huelga laboral en 2009. 

Pasadas las cuatro de la tarde, tras la solicitud de absolutoria por parte del Ministerio Público y de la defensa de González, el Tribunal levantó los delitos de agavillamiento, instigación a delinquir, restricción a la libertad del trabajo y violación de zona de seguridad que pesaban contra el dirigente sindical, por cuanto las pruebas evacuadas durante el juicio avalaron su inocencia. 

Desde 2009, González permaneció a la orden de la justicia tras una protesta que llevó adelante cerca de dos mil trabajadores de Ferrominera, quienes reclamaban el cumplimiento del contrato colectivo suscrito siete meses antes. Tras un proceso, que incluyó su detención durante 17 meses y un juicio previo en el estado Bolívar que ordenaba su prisión por siete años, el Tribunal Supremo de Justicia consideró la existencia de vicios en su caso, le otorgó libertad condicional y radicó el juicio en Caracas, proceso que tomó 17 audiencias durante casi un año. 

En su último derecho de palabra en la audiencia de ayer, el secretario general de Sintraferrominera insistió en que su juicio estaba fuera de lugar y recordó que desde un principio debió declararse la absolutoria. 

Con voz entrecortada, recordó que no fue un proceso sencillo para él ni para su familia y compañeros de trabajo, pero su deber era enfrentar el debido proceso y colaborar con las investigaciones, "confiado de que la verdad iba a prevalecer". 

No escatimó en decir que volvería estar al frente de una huelga laboral, pues su labor es justamente atender las necesidades de los trabajadores y garantizarles bienestar ante el patrono. 

Para el Ministerio Público no hubo elementos de convicción para comprobar los delitos que se le atribuyeron al dirigente sindical. Consideró que la declaración del expresidente de la empresa estatal, Rawan Sabbagh, fue clave en el caso, al declarar que se trataba de un hecho político. 

Por parte de la defensa se ratificó que González estaba en pleno cumplimiento de su cargo al momento de la protesta. 

Marino Alvarado, representante legal del dirigente sindical, expresó que dos hechos quedaron demostrados en el jucio. Por un lado, que la medida legal contra González nunca debió haber comenzado, y por otra parte, quedó en evidencia el uso de la justicia con fines políticos para tomar la secretaría general de Sintraferrominera, al recordar todo el proceso que se inició en el estado Bolívar. 

Calificó la decisión como una victoria histórica y que marca un precedente en el movimiento sindical, porque en el fondo estaba en juego el derecho constitucional a la huelga en Venezuela. "No era solo juzgar a Rubén González, lo que estaba en juego era el derecho a la protesta", enfatizó. 

En 10 días hábiles, contados a partir de ayer, el Tribunal 24 de Juicio del Área Metropolitana de Caracas divulgará la sentencia definitiva del caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada