LL RVERDE 2 WMK
 
LL RVERDE 3 zoom WMK
 
LL RVERDE WMK
 
Impotencia, frustración y dolor provocan las fotografías que hemos podido captar desde la prisión militar de Ramo Verde, en las que se ve al dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, aferrado a la reja de la ventana de su celda. Mientras tanto pasan “los 45 días” plazo que tiene a partir de su entrega el Ministerio Público venezolano para formalizar una denuncia en su contra.
López es uno de los objetivos del gobierno de Nicolás Maduro acusándolo de instigar la violencia y provocar acciones criminales.
Sin importar el bando al que Usted pertenezca es importante resaltar la valentía con la que Leopoldo López confrontó al gobierno y se entregó en manos de un sistema judicial que ha demostrado estar al servicio del régimen.
Duro testimonio desde la prisión donde otros “privados de libertad” -eufemismo chavista para que no usemos la palabra preso- esperan una justicia imparcial a la que no han tenido acceso.
Presos como el general Raúl Isaías Baduel o el enfermo de varias dolencias, el Comisario Iván Simonovis -para los que las apelaciones judiciales o las peticiones de amnistía no han servido en los años del gobierno rojo rojito- permanecen en esas mismas instalaciones.
Calabozo el de López en el que no cabe siquiera un colchón doble. Sin visitas abiertas.