jueves, 6 de febrero de 2014

Andrés Velásquez: Dineros de Minerven fueron utilizados para campaña electoral en 2012

 
Caracas 05/02/14. (PS).- El Diputado a la Asamblea Nacional, Andrés Velásquez, denunció este miércoles que dineros de la empresa Minerven fueron utilizados en 2012 para el manejo de la campaña electoral del actual gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, de acuerdo a una orden de pago de fecha 28 de septiembre de 2012, en la que la Gerencia de administración le ordena al Banco del Caroní que traslade un monto de 5 millones de bolívares fuertes bajo el concepto de “traslado de fondos para campaña electoral” a la empresa Corpobrica, propiedad de Yamal Mustafá.
 
Explicó que por lo general, se han hecho muchas denuncias relacionadas a fondos públicos que van a parar a campañas electorales, “Pero acá tenemos la prueba concreta y definitiva en la que una empresa del Estado ordena al Banco del Caroní que traslade como fondos de campaña de algo denominado, Misión de Estado a una empresa de Yamal Mustafá, quien está preso en este instante por ser uno de los extorsionadores en el caso del Cartel del hierro en Ferrominera del Orinoco, dueño de 19 empresas que contratan con la Gobernación del estado Bolívar y además socio, testaferro y contratista favorito del gobernador Rangel Gómez”.
 
Anunció que presentarán este caso ante la Fiscalía general de la República en los próximos días. “La empresa Corpobrica se dedica a la fabricación de alimentos de todos los comedores de las empresas básicas de Guayana y con esta operación podemos ver como las empresas básicas, aunque están quebradas y no producen, siguen generando millones para la corrupción a pesar de que a los trabajadores no les pagan sus contrataciones colectivas”.
 
2013, el peor año de producción
 
Señaló el parlamentario que la situación financiera de las empresas básicas en su conjunto, las coloca en “banca rota” y aseguró que de acuerdo a los datos de la producción, “2013 ha sido el peor año de las empresas básicas en toda su historia porque sólo producen entre 25 y 30 por ciento de su capacidad instalada”.
 
“Ferrominera del Orinoco, que viene de producir 22.5 millones de toneladas de hierro, pasó en 2013 10 millones de toneladas. Sidor, con capacidad para 5 millones de toneladas de acero líquido y que viene de producir 4.3 millones de toneladas, desciende a 1.5 millones de toneladas. Bauxilum minas, con un nivel de producción promedio de 5 millones de toneladas de bauxita extraída en minas, bajó a 2.3 millones el año pasado. Bauxilum planta, que viene de producir 1800 toneladas, se redujo a 575 mil toneladas. Alcasa, con una capacidad instalada de 276 mil toneladas de aluminio, termino en 42 mil toneladas  Venalum aluminio, que estaba en un promedio de 400 mil toneladas, ahora baja a 126 toneladas. Por cierto, esta era la gallina de los huevos de oro de las empresas básicas”, detalló.
 
Reparto entre militares
 
Andrés Velásquez ve con mucha preocupación la militarización que viven en la actualidad las empresas básicas. “Pareciera ser que en este reparto del poder, les entregaron estas industrias al sector militar porque de otro modo no se entiende que el Ministro de industrias sea el General Wilmer Barrientos, el Presidente de CVG sea el General Carlos Osorio, el Presidente de Sidor sea el General Javier Sarmiento y su Vicepresidente, el General Jesús Hernández. En Venalum, su Presidente sea el Mayor General Euclides Campos y su Vicepresidente el General de Brigada Iván Nieto y En Ferrominera, el General Mota Sarmiento”.
 
Rechazo a la persecución sindical
 
Consideró “arbitraria y fuera de lugar” la reacción del Gobierno nacional en contra de trabajadores del sector sindical que reclaman en diversos lugares del país la firma de contratos y mejoras sustanciales en las condiciones de los trabajadores. “Ahora les tocó el turno a José Bodas y los dirigentes sindicales, además de los trabajadores que protestaron reclamando el derecho a un contrato colectivo en las instalaciones de la PDVSA en Anzoátegui y terminaron encarcelados y siendo sometidos a juicio. Esto es la repetición al calco del caso de Rubén González en Ferrominera, que por pedir contrato colectivo terminó con sus huesos en la cárcel”.
 
“Esto es una burla a la comisión de la Organización Internacional del trabajo que acaba de irse del país y con cuyo organismo, Venezuela tiene firmado el acuerdo de libertad y autonomía sindical”, concluyó.
 

Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad

@juanjoseojeda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada