sábado, 30 de noviembre de 2013

Otro caso similar es de Iván Freites, dirigente sindical petrolero de la Refinería de Amuay Falcón, que esta siendo despedido de su trabajo por el Rafael Ramírez, simplemente denunciar los hechos que sufrió esta empresa por falta de mantenimiento.

Así lo expresó Pablo Zambrano, dirigente del Movimiento de Sindicatos de Base- Mosbase, quien en compañía de otras organizaciones sindicales, se apersonó al Palacio de Justicia en apoyo a Rubén González secretario de Sitraferrominera Orinoco quien se presentó a su 7ta audiencia del juicio, tras participar en una protesta laboral, simplemente por defender sus derechos laborales
Encarcelados o procesados, es la condición que se encuentran algunos dirigentes sindicales a quienes se les ha acusado por violar la zona de seguridad, instigación, terrorismo y coacción a la libertad de trabajo, cuyos supuestos delitos, aseguran los trabajadores, están relacionados con el derecho a protestar.
En consecuencia, organizaciones sindicales se apersonaron, el día de ayer, al Palacio de Justicia en apoyo a Rubén González secretario de Sitraferrominera Orinoco quien se presentó a su 7ta audiencia del juicio en su contra, tras participar en una protesta laboral, simplemente por defender los beneficios contractuales.
Penalización de 
lucha sindical
Y es que, aunque fue aprehendido por siete meses y fue anulado el juicio, tiene un régimen de presentación mensual en los tribunales de Caracas. Así lo  declaró, Pablo Zambrano, dirigente del Movimiento de Sindicatos de Base- Mosbase, quien explicó que estas acciones son el resultado de un Gobierno que estableció la “criminalización de la protesta “Hoy es Rubén, pero mañana puede ser cualquiera de nosotros”, dijo el dirigente.
Despidos por reclamar 
Otro caso similar es de Iván Freites, dirigente sindical petrolero de la Refinería de Amuay Falcón, que esta siendo despedido de su trabajo por el Rafael Ramírez, simplemente denunciar los hechos que sufrió esta empresa por falta de mantenimiento.
Testimonio que ratificó Marcela Máspero, coordinadora nacional de Unión Nacional de Trabajadores- Unete-, quien vociferó que “todos aquellos que levantamos la voz indistintamente si somos de oposición y del oficialismo contra la patronal nos colocan en la mira, nos persiguen, nos discriminan.
 
 
“Estamos generando una acción unitaria, tomando como emblema a Rubén González acerca de la penalización en la lucha sindical, quien fue detenido preventivamente  casi 17 meses y ese juicio determinó su culpabilidad, pero se logró activar la unidad sindical y ahora está bajo las ordenes de presentación, el cual es un juicio montado”, dijo vocera.
Procesados
Resaltó que como muchos trabajadores se encuentran en las mismas condiciones. Es decir, se le pretende imputar por hechos catalogados como el libre ejercicio de la libertad sindical, otros están siendo presionando para que renuncien de lo contrario seguirán encarcelados.
 
La misma situación sufre Igor Alcalá, miembro del Sindicato de Movimiento de Trabajadores Organizados de Medios Audiovisuales de Venezuela- Motormav- “que tras 13 años de servicio en el canal VTV está siendo acusado por un grupo de actores quienes están solicitando la imputación penal y de otros cinco directivos sindicales por haber reclamado sus beneficios”.
“Quieren  desaparecer sindicatos”
 
Para Iván Freites, dirigente sindical petrolero de la Refinería de Amuay Falcón, el estado pretende tomar el control de las instituciones y violentar la libertad, el libre pensamiento, la autonomía sindical, la Constitución y con eso pretenden desaparecer al sindicato.
Freites calificó de preocupante la situación en la que están viviendo los sindicatos y sobre todo los trabajadores. Y es que al parecer el protestar, dicen los dirigentes, esa acción por la que los individuos y colectivos lanzan sus ideas en lo público puño en alto, voz en grito y pie marchando, ha venido a convertirse en un crimen contra el orden, la pasividad del patrono Gobierno y de quienes comparten su ideología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada