martes, 22 de octubre de 2013

Trabajadores de la salud acataron este lunes el paro escalonado en los Hospitales José María Vargas, Periférico de Coche, en la Zona X de Malariología, en el Distrito Sanitario N3 y en el Servicio Medico de Empleados.

Trabajadores de la salud acataron este lunes el paro escalonado en los Hospitales José María Vargas, Periférico de Coche, en la Zona X de Malariología, en el Distrito Sanitario N3 y en el Servicio Medico de Empleados.
Durante dos horas los trabajadores se mantuvieron en asamblea permanente luego de que en reiteradas oportunidades le exigieran a la Ministra de Salud, Isabel Iturria aumento de  75% del salario. Marianela Betancourt, secretaria general del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos(Sunep-Sas), Técnicos y Administrativos exigió el cumplimiento de la firma de Contrato Colectivo, cláusula 95 que establece que los beneficios logrados por un gremio debe ser aplicado para todos los que están amparados bajo la convención colectiva. 
En 80% se respetó el paro de dos horas, dijo Salazar quien explicó que durante ese tiempo no se atendieron las emergencias electivas, sin embargo se le dio prioridad a todas las emergencias que llegaron a los centros de salud donde se ejecutó la protesta de brazos caídos.

Una situación irregular volvió a ocurrir en el Hospital José María Vargas, donde un grupo de motorizados “llegaron amedrentando y  amenazando de muerte a todos los dirigentes sindicales diciendo barbaridades”. La vocera de Sunep-Sas lamentó que esas personas no entendieran que la actividad no tenía fines políticos, sino reivindicativo y laboral.
En el lugar la única presencia uniformada que se encontraban eran los Milicianos, aunque estas personas no tienen la autoridad para portar armas de fuego. Afortunadamente los grupos violentos solo se limitaron a descalificar el motivo de la protesta y no hubo heridos en el lugar.
En la Zona X de Malarilogía, debido al paro de ayer no se pudo realizar la fumigación porque los trabajadores se unieron a la asamblea.
Baetancourt comentó que están luchando por el ingreso definitivo de contratados y suplentes a quienes se les ha negado su incorporación a la nomina, además de deudas  desde el año 2006.
CAOS EN LOS SERVICIOS
Entre las molestia del personal se encuentra una larga lista de déficit en los centros de salud, motivo por el cual no se está prestando un servicio adecuado a los pacientes, quienes son los que pagan las consecuencias porque no tienen para costear la medicina privada.
Entre la grave situación que se vive en los hospitales está el cierre de quirófanos por no estar acondicionados para intervenir a los enfermos, la compra de medicina e insumos porque no hay dotación suficiente, la espera por una cama en hospitalización porque todas no están en funcionamiento o lo más esencial de muchas cosas como lo es la alimentación.
En el Hospital de los Magallanes de Catia durante este fin de semana no se distribuyó la comida porque las calderas no funcionaron, lo cual afectó el servicio de cocina y  la central de suministro.
Betancourt informó que hoy realizarán otro recorrido por los hospitales y en los próximos días realizarán una marcha como protesta, en caso de que la ministra Iturria no les de una respuesta favorecedora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada