domingo, 20 de octubre de 2013

¿Hallacas con Pinochetazo? / Alberto Franceschi @alFranceschi

¿Hallacas con Pinochetazo? / Alberto Franceschi @alFranceschi



Califica este (5 Votos)

Asalto al Palacio de la Moneda, Chile 1973
Asalto al Palacio de la Moneda, Chile 1973







Como el odio de clase es mal consejero, no se sabe a ciencia cierta si la manía de Maduro de guerrear de boquilla, como su mentor, abusando de sus ventajas mediáticas, contra el trio de hijos de “amos del Valle”, representa una presunción de certezas, sobre una real conspiración del trio BMW -“burgueses mandados por Washington”- contra él, o es solo como creo firmemente un simple ardid de distracción, para espantar maleficios imaginarios, o bien para precaverse contra los verdaderos golpistas, que sencillamente le rodean como ratón al queso.
Solo que el queso es nada menos que la enormidad de la torta presupuestaria venezolana, que incluye el gran mordisco para la tiranía castrista, y él, como “presidente”, y accidental cuidandero ocasional, que resultó de “circunstancias sobrevenidas”, de una herencia que dejó demasiados entuertos y muchos testamentos contradictorios y con más de un pretendiente heredero, no haya como dejar sentado, que su poder no dura más allá de la quincena que viene, como le soplan los agitados esbirros del G2 cubano, que tienen a este pobre hombre enloquecido y ojeroso, declarando las 24 horas sobre las más rocambolescas invenciones de la llamada contrainteligencia.
A ver señor Maduro, agarre mínimo, ojala me lea para que se tope con otros enfoques que si bien no le darán sosiego ni ventajas quizá si mayor conciencia sobre la inevitabilidad de su relevo, y ver si más bien le ayudan a evitarle a la república y a su gente un final complicado que usted está ayudando a generar, al disparar para cualquier lado, creyendo que así elimina a los que le amenazan con hondas y se evita que le pase por encima el tanque o reciba el impacto de los que le apuntan con bazucas.
El tanque que avanza irremediablemente contra usted se llama dólar paralelo y es la medición real, a veces un pelo especulativa, que mide el nivel de confianza en su gobierno y que termina modelando, de corrida en corrida, las nuevas escalas de precios que desordenan con la inflación desatada todo el edificio social.
Usted llama a eso conspiración de “guerra económica” y responsabiliza a esos good fellas del PJ y de la MUD, que tanto le han ayudado a mantenerse en el poder, mediante sus calendarios electorales, que respetan escrupulosamente y nada es más falso que esa conspiración y usted lo sabe.
Los ineptos en sus ministerios de la economía y del BCV y la ladronera de su boliburguesia rapaz, a la que usted quisiera ahora echarle unos sustos, se burlan de sus intenciones y usted rápido descubrirá en el camino, lo difícil que le resulta derrotarles, dado que estos bolichicos, narco uniformados, banqueros, funcionarios o asociados de su más alto entorno, todos en listado de preferidos de CADIVI, para el gran “raspado de olla” que está en marcha desde la gravedad del líder, son parte de un tramado sencillamente enraizado, compenetrado e inextricablemente unido con la familia del poder.
Dicho en breve señor presidente “sobrevenido” usted está listo para la parrilla, porque el zafarrancho de corrupción de fin de festín, que llevan adelante sus propios asociados del poder, hasta en los más íntimos intersticios de su equipo, están nadando en la mierda de un régimen que se necrosa a velocidad de vértigo.
Los bicharracos castristas que le asesoran no le serán útil para otra cosa que no sea enredar aún más la vaina, porque esos sujetos no tienen la menor idea de cómo funciona este país y como evitar el colapso de una economía capitalista hasta los tuétanos como la nuestra, y a ellos solo se les ocurren pataletas estatistas, que agravarán aún más las inviabilidades, a las que usted mismo se abrazó y condenó, al hacerle caso al monje dominicano y sus recetas decimonónicas, explayadas en su discurso que bautice como su “florido adiós” el día en que usted fue su muñeco de ventrílocuo, pidiendo la habilitante.
El golpe señor Maduro lo está desatando usted mismo como realidad de inminente concreción. Es mentira que sean los ilusos atados al carro del electoralismo clientelar, enfermizo y ciego de la MUD, quienes vayan a ser beneficiarios de una famosa transición que anda por allí buscando adeptos, mediante recursos desesperados de rupturas con anclajes en aplicaciones constitucionales.
Créale a Capriles, el sueña con que usted llama a nuevas elecciones o el TSJ lo ayuda, para que el CNE de la Tibi, cuente bien los votos y le den su premio a tantos ardides de marketing millonario de todos estos años.
Y no invente que los otros dos, MCM y Leopoldito, quieren por vías de facto el puesto del “autosuicidado” del 17 de abril. Pues no, ellos también esperan un gran arrepentimiento de las chicas del CNE, ayudadas por consejos del amigo de Teodoro, Vicentico, puesto allí para alcahuetear, sobre todo si vienen soluciones pactadas, como las que se rumoran cocinadas con apoyo de la banca boliburguesa.
Todos sabemos que en Caracas y también en todo el país, se está conspirando masivamente hay como 20 proyectos, varios de ellos con protagonismos en su entorno presidencial. No crea en esos cuentos, son efectivamente fabricaciones con las que cada sector busca presionar para una mayor tajada del poder que se deshilacha en esta hora postrera.
Usted sabe mejor que nadie, que lo más informados entre los simples mortales, que nos conformamos con los ecos de los ruidos que vienen de adentro, carecemos de lo que usted tiene como poderoso servicio de chismorreo de agentes, con orejas quilométricas y presupuestos sin límites, para alertarle sobre hasta el ruido de las moscas, que usted traga porque sencillamente no es águila como el otro, que sin embargo tragó sus propias moscas gigantes el 11 de abril de 2002.
No busque más rastros de nada señor Maduro, solo hay dos proyectos militares sólidos para sustituirle, uno es el que cada día le arranca un pedazo mayor a su autoridad, es un animal insaciable, usted cede y cede porque no le queda otra.
Puede maniobrar lo que quiera, pero ellos son su única razón de sobrevivencia, lo saben y cada día le pedirán más. El llamado “chavismo militar” tiene que lidiar, para sostenerlo a usted en el poder, con la pesada carga de su propia ineptitud, su ilegitimidad de origen, y por si faltara poco con lo impresentable de su partida de nacimiento, que sus propios allegados encontraron en los cuatro puntos cardinales, como diciendo: lo que diga el propio testado es falso…curiosa manera de ayudarlo.
Si la crisis sigue estallando y se hace imparable el caos, empiezan los sacudones y los salarios se pierden en la nimiedad de su poder de compra, ante un mercado enloquecido por los precios que dimanan del dólar paralelo, usted estará generando el simple “VACUUN”, vacío de poder, típico de esas situaciones que le he venido pronosticando y que le despertarán en sobresalto para decirle: “váyase aunque sea en pijamas”, o “no vuelva, ni se quede allá”.
Pero de una vez es bueno que sepan, los aprovechados del “vacuun” , que si le ponen la mano al coroto, no tienen capacidad de maniobra a menos que no impulsen de inmediato un giro de 180 grados, para reorientar TODA la economía y finanzas publicas hacia el mercado, la verdad de precios y la convertibilidad del bolívar dolarizado a mediano plazo, garantizado por el temido FMI de vuestros denuestos inútiles.
Ese tinglado tiene solo la sobrevida que le dé, no una oposición acobardada tras doce años de capitulaciones, comandada por expertos en frenazos y retrocesos, sino por el conjunto de las FFAA que pueden preferir ese gobierno de facto que cambia su orientación, y aparentar consensos para ver si se mantienen en pie. Lo que puede usted desear y todo el país descartar, como ABSOLUTAMENTE inviable, es un golpe izquierdista, aunque sea uno inspirado por usted en agonía política.
Los originales militares del 4F, capitanes, tenientes y ahora generales, con o sin uniformes, serían los demiurgos de su reinstalación militar en el coroto, pero para nada aceptarían hacerlo bajo la detestada guía castrista, a la que se le espera solo la salida pactada, o la huida a paso acelerado.
Usted como buen amigo de los cagalitrosos hermanos Castro, debería saber que los antiguos del 4F criticaron insistentemente hasta al propio Chávez, por su abyecta sumisión a los hermanitos de la caridad de La Habana, y que usted fue escogido por acuerdo de ellos con “el gigante”, que le habla a usted a través de pájaritos, pretendiendo evitar que el “vacuun” que hoy padece estallara de emergencia, por su entronización con forcet, tarea en la que al parecer su augusta majestad cucuteña fracasó en tiempo record.
El resultado final de este tira y encoge donde usted apuesta tanto a las FFAA es sencillamente el mismo caso de Allende, no deseándole para nada su trágico destino personal. “Augusto, Augusto donde está augusto” implorando la presencia salvadora de los que ya copan el poder, y usted sin percatarse que en algún momento ya se dieron cuenta que prefieren ellos mismos dirigir todo, en lugar de ser intermediados por su personalidad irrita legalmente y que para mayor tragedia no da pie con bola por su sumisión al plan económico cubano, solo expertos en racionamientos de hambre.
Queda por dirimir, que debe ser lo que actualmente deben estar discutiendo, si es en dos episodios o en el más preferible único evento, que le invite a usted a pegar el carrerón y por favor no se olvide usted hasta de la primera combatiente, que según Mario Silva era experta en golpes y que le dirá esperándolo en el nuevo destino: “bastante que te lo dije y no me paraste, menos mal que yo si fui previsiva”
Si no lo sabía le participo que del pinochetismo nuestros propios uniformados solo repudiaron los obscenos excesos, la matadera de gente, y usar la fuerza bruta, para aplastar disidentes, inspirada en ideologías trogloditas de extrema derecha. Repudiaron también en la intimidad la improvisación inicial y su desorientación en los planes económicos que daban bandazos, pero nunca rechazaron el idolatrado sitial de ser regeneradores de la república y este es el caso de Venezuela de hoy, una vez fracasado el plan de patria izquierdista, con el que a todos, el “gigante” occiso, nos hipotecó a los tiranos cubanos.
Muchos creen en el cuento chino que Fidel hará como cuando Angola, cuando vendía enormes contingentes de carne de cañon a los soviéticos. No crean esa pendejera, Fidel es negociador y no está para heroísmos frente a la Cuarta Flota, no república, que fue por cierto la que empezó a regalarle petróleo, para usarle como pequeño chantaje frente a USA, y que Chávez sencillamente dejó llevar a extremos ridículos de chulería masiva… y solo esperan poder salvar algo de esta papaya.
 
Alberto Franceschi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada